Reseña de la cadena Best Western®

Best Western Hotels & Resorts, con sede en Phoenix, Arizona, es una marca hotelera de gestión privada con una red global de 4200+ hoteles en más de 100 países y territorios de todo el mundo. Best Western ofrece siete marcas hoteleras para satisfacer las necesidades de todo tipo de huéspedes: Best Western®, Best Western Plus®, Vīb®, Best Western Premier®, GLō®, Executive Residency by Best Western® y BW Premier Collection®.

Las marcas de más reciente incorporación a la familia Best Western, Vīb y GLō, ofrecen una exclusiva gama de opciones para el viajero actual. Best Western presentó Vīb (de Vibrante), un concepto de hotel boutique urbano, elegante y moderno y centrado en el estilo, la tecnología y el compromiso con el cliente, en la convención anual de la marca en el año 2014.

En el año 2015, unos promotores abrieron mercado con la construcción de un hotel Vīb en Chicago, aportando a la zona un toque de energía y un fulgurante crecimiento económico.

Exterior de un Best Western® GLö

Además del hotel Vīb de Chicago, Best Western Hotels & Resorts cuenta con proyectos Vīb en desarrollo en Miami, Los Ángeles, Staten Island (Nueva York), Springfield (Misuri), Little Rock (Arkansas), Seúl (Corea del Sur) y en Vientián (Laos), además de estar negociando activamente diversas ofertas en ciudades clave de Estados Unidos. como Atlanta, Charlotte, Dallas, Nueva Orleans, Scottsdale y San Diego.

GLō es una marca de amplia gama media y nueva construcción que ofrece una experiencia moderna de estilo boutique para viajeros entendidos que esperan lo mejor en valor, diseño y confort. Tal y como su propio nombre implica, esta marca “brilla” en diversas formas.

La arquitectura y el diseño de GLō cuentan con elementos que definen su nombre con el uso de elementos de LED distintivos. La iluminación LED en el lateral del edificio y la banda azul brillante proporcionan un foco de luz inconfundible por la noche, y el muro exterior a modo de “tablero de luces empotradas” da la bienvenida a los huéspedes y avanza hacia el interior hasta la parte posterior del resplandeciente mostrador de recepción. Durante el día, los paneles azules y dorados de las ventanas se alternan para dar vida al edificio.